Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de agosto, 2011

La otra lengua.

Me gusta lo profundo:

El sueño dentro de los párpados,
el pensamiento en poiesis,
las miradas cursis,
y el amor.

La tierra en el océano,
el centro de la llama.

El ombligo de un embrión,
los pies tiesos en la nada.

Me gusta lo profundo:

La pupila frente al espejo,
el artista en creación,
el origen de la
gota, y el

fin de la respiración.
Me gusta lo profundo

en la otra lengua que no es roja,
ni húmeda, ni briosa,

y en peligro de extinción.


Eimí.






Oficio

A moldearte,
a moldearte en curvas
sorteando la rectitud aburrida.
¿Quién te enseña?

¿Quién te enseña
a saber cuando quien enseña ignora?

¿Quién te enseña?

La pared, la piel,
el muro en tu cabeza cubierto de moho,
es todo lo mismo,
y él,
que te enseña que es lo mismo
desprolijo y tonto,
sucio y loco...
Como agua a la cordura.

¿Quién te enseña?

Más vale suicida que mal acompañado,
más vale asesino,
que muerto en vida.

Más vale poeta que loco,
que cuerdo,
y que igual a vos.

Eimí.