Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de noviembre, 2014

Vaginal

Mensis Una noche inmensa en el día del padre de todos los hombres, atormentada yo, hija de la sexuada virgen, decidí internarme frente a su siempre impuro llamado, bajo las transparentes aguas de mi lluvia artificial. Yo, su siempre adorada hija -sexual, rebelde, malquerida por el padrastro-, me vine a parir el dolor y la sangre a los húmedos azulejos de  mi casa pequeña, para gozar mi condición. El desgarro del parto se sentía en las paredes del bajovientre como los rasguños   odiosos de dos manitos mínimas, que para nada me querían. Por debajo como buscando el aire surgía el finito hijito de sangre que  encontraba no obstante el agua y con ira frente al suplicio  yo lo veía mientras,  no nacer.  En la mente  como madre  de otro  no nacido impura,  asesina  y mujer acaricié primero  mi pecho  y con la voz bonachona  del Señor privilegiado me flagelé  por dentro   con palabras  el cerebro